XXVI Ciclo de Música Antigua

AQUEL TROVAR

10 de febrero a las 20:00

ONDAS DO MAR DE VIGO. Las siete cantigas de amigo de Martín Códax, juglar del siglo XIII.

AQUEL TROVAR

Componentes:

  • Delia Agúndez: voz

  • Antonio Torralba: flautas, gaita y pandero

  • José Ignacio Fernández: cítola y laúd

  • Daniel Sáez Conde: rabel, sinfonía y campanas

Programa

I

¿VISTE A MI AMADO?

Cantiga 1: Ondas do mar de Vigo / Martín Códax (c. 1250)

 

II

HE RECIBIDO UNA CARTA

Cantiga 2: Mandad’ei comigo / Martín Códax (c. 1250)

 

III

HERMOSA HERMANA MÍA, VEN CONMIGO A LA IGLESIA DE VIGO

Cantiga 3: Mia irmana fremosa / Martín Códax (c. 1250)

 

IV

¡QUÉ SOLA ME HALLO EN VIGO!

Cantiga 4: Ay Deus, se sab'ora meu amigo / Martín Códax (c. 1250)

 

V

VENID CONMIGO AL MAR DE VIGO

Cantiga 5: Quantas sabedes amar amigo / Martín Códax (c. 1250)

 

VI

BAILANDO EN LA IGLESIA DE VIGO

Cantiga 6: Eno sagrado em Vigo / Martín Códax (c. 1250)

 

VII

¿POR QUÉ TARDA MI AMIGO?

Cantiga 7: Ai ondas que eu vin veer / Martín Códax (c. 1250)

Cantiga 1: Ondas do mar de Vigo / Martín Códax (c. 1250)

Notas al programa

El Pergamino Vindel, que contiene el repertorio de esta velada, se llama así porque fue publicado en 1914 por el librero Pedro Vindel, quien lo descubrió en la encuadernación de una copia del De officiis de Cicerón. Es curioso que, aunque esta intuición haya sido poco tenida en cuenta con posterioridad, Vindel intuyera ya entonces que pudiera tratarse de una colección de conjunto, ya que subtituló la publicación que daba cuenta del hallazgo como "poema musical de Martín Códax, juglar del siglo XIII".

Y es que, de hecho, uno de los aspectos más interesantes de de las siete cantigas de amigo de Martin Codax conservadas en el Pliego Vindel reside en su más que probable carácter de cancionero de autor; más aún: un ciclo de canciones interconectadas, pensadas y compuestas para ser interpretadas en un determinado orden. En este sentido, podría tratarse del ejemplo más antiguo de ello.

Las siete cantigas están literaria y musicalmente interrelacionadas. Seis de ellas tienen música y una, la sexta (paradójicamente, la más musical temáticamente), no, por lo que la melodia que ofrecemos para ella en particular es una creación de AQUEL TROVAR.

La primera de las canciones es una interpelación al mar. La muchacha pregunta a las olas por su amigo ausente.

En la segunda aparece una carta que la llena de alegría y esperanza: su amigo no sólo está vivo, sino que goza de la estima del rey.

La tercera es una de las más bellas de la colección. La muchacha busca la complicidad de su hermana para que la acompañe en la peregrinación a la ermita de Vigo donde espera encontrarse con el amado.

En la cuarta dice que se encuentra sola y sin odiosas guardas que dificulten el encuentro amoroso, lugar común de las cantigas de amigo.

La quinta extiende la complicidad buscada en la tercera, no solo a la hermana o a la madre, sino a todas cuantas conocen el amor.

La sexta es un baile en soledad de la bella doncella en el atrio de la ermita.

Y la séptima cierra el círculo volviendo a la pregunta sin respuesta que se lanza al mar: por qué el amado se demora tanto en venir.

Datos

Fechas y horarios
10 de febrero a las 20:00
Espacio
Precio
Entrada libre hasta completar aforo